NOTICIAS
aborto

728x90

header-ad

468x60

header-ad

Ucrania. El aborto es una guerra dentro de una guerra ⎪ CULTURIZAR MEDIOS

Ahora es común que con motivo de flujos migratorios, guerras, hambrunas, calamidades de diversa índole (incluida la actual pandemia) se movilice alguna  organización pro "derecho a decidir"  para que se garantice el acceso al #aborto a las mujeres que emigran, que están involucradas en un conflicto, que buscan huir del hambre, etc. 

También sucedió puntualmente debido a la guerra en curso entre #Rusia y #Ucrania. 69 asociaciones y organizaciones a favor del aborto, muchas con sede en Polonia, Moldavia, Hungría, Eslovaquia, Ucrania, Rumania y algunas de carácter internacional como Amnistía Internacional, International Planned Parenthood Federation y Center for Reproductive Rights, han publicado un "Llamado a la acción".

Fuente: Marcia Per La Vita*


"Llamado a la acción: La salud y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, las niñas y las poblaciones marginadas afectadas por el conflicto en Ucrania", en la que se pide esencialmente a la Unión Europea y a todos los gobiernos implicados de algún modo en el conflicto que garanticen el acceso al aborto libre, especialmente practicado mediante el uso de píldoras abortivas, y a la anticoncepción a las mujeres ucranianas que han permanecido en su país y especialmente a las que han tenido que abandonarlo. 

Está claro que la guerra en Ucrania se está utilizando de forma instrumental para incentivar aún más el aborto, dado que las #MujeresUcranianas necesitan de todo menos encontrar a alguien que les ayude a #abortar, ya que están muy preocupadas por las #bombas que están matando a sus #bebés.


Veamos con más detalle lo que aporta este documento, que quiere sembrar muerte donde ya abunda. 

En primer lugar, hay que subrayar la hipocresía de los autores del texto que señalan que en esta guerra han muerto muchos niños. Tan apenado por la muerte de los pequeños y al mismo tiempo ansioso por matar a otros con el aborto. Pero sigamos. El "Llamado a la acción" destaca que la guerra ha destruido algunos #hospitales y, en términos más generales, está poniendo a todo el sistema de salud ucraniano bajo una gran tensión: de ahí el temor de que las mujeres ya no puedan abortar. 

Más adelante podemos leer: "La guerra está aumentando rápidamente el riesgo de violencia de género en Ucrania, incluida la #ViolenciaSexual, y está exacerbando los riesgos de explotación, incluida la explotación sexual y el tráfico" de la prostitución. Traducido: más violencia sexual y más prostitución es igual a más solicitudes de abortos por #EmbarazosNoDeseados.

Pero el corazón de esta carta abierta es otro. La mayoría de los firmantes proceden de aquellos países que se ven afectados por los flujos migratorios provocados por el conflicto: Polonia, Moldavia, Hungría, Eslovaquia, Rumanía. En estos estados, algunas regulaciones sobre el aborto son más suaves que las leyes de otros estados europeos. He aquí entonces que las asociaciones pro-aborto antes mencionadas han tomado la delantera en la guerra de Ucrania para tratar de liberalizar aún más el acceso al aborto en sus países. Entonces, la propuesta es dramáticamente simple: permitimos que las #MujeresUcranianas que se refugian en nuestros territorios aborten de acuerdo con los estándares europeos promedio.

Los firmantes del llamamiento, por lo tanto, escriben lo siguiente: «En Hungría, Polonia, Rumania y Eslovaquia, una serie de leyes y políticas preexistentes imponen algunas restricciones a la SDSR [aborto y anticoncepción] […]. En particular, estas limitaciones están socavando el acceso a la anticoncepción de emergencia [píldoras que también pueden tener efectos abortivos además de los anticonceptivos] y otros métodos anticonceptivos, al tratamiento del aborto, incluido el aborto con medicamentos ". De ahí una serie de propuestas dirigidas a los gobiernos individuales, la UE y la comunidad internacional, entre las que solo mencionamos: el envío de kits abortivos y anticonceptivos a estos países, incluyendo también píldoras abortivas; "verificar que no se brinde asistencia financiera a organizaciones y actores anti-SDSR y contra la igualdad en Hungría, Moldavia, Polonia, Rumania, Eslovaquia o Ucrania ", es decir, para obstaculizar las actividades de #asociaciones #provida en aquellos países donde las mujeres ucranianas son bienvenidas y en la propia Ucrania.

Finalmente, los redactores del llamamiento instan a "los gobiernos de Hungría, Moldavia, Polonia, Rumanía y Eslovaquia a garantizar que la anticoncepción de emergencia se pueda proporcionar sin receta, de forma gratuita y sin demora a todas las personas que huyen de Ucrania, incluso modificando las políticas nacionales. sobre anticoncepción de emergencia en línea con las políticas internacionales, con las mejores prácticas regionales y las mejores directrices de la UE". Además, estos estados deben "garantizar que el aborto con medicamentos en las primeras etapas del embarazo sea legal y accesible para todas las personas que huyen de Ucrania, incluso eliminando los obstáculos a la asistencia para el aborto y alineando las políticas nacionales de aborto con las pautas de la OMS ". 


En fin, el “Llamado a la acción” pide a estos países que procesen a todos aquellos que obstruyen el acceso al aborto para las mujeres #refugiadas #ucranianas. 

De hecho, hay que añadir un detalle escalofriante: durante las #CrisisHumanitarias, las asociaciones de abortistas suelen movilizarse para enviar a su personal al terreno -en este caso a Ucrania y los países que acogen refugiados- con la excusa de que quieren ofrecer asistencia médica. En estas situaciones de emergencia, el control del estado es fisiológicamente menos severo, menos estricto. En otras palabras, es casi imposible controlar lo que sucede en todas las tiendas de campaña médicas plantadas en Ucrania o en los centros de recepción dispersos en los demás países fronterizos con Ucrania. Allí, en esa situación de gran confusión, es más fácil para los médicos realizar abortos y sobre todo dar pastillas abortivas. Allí donde florece el delito existe, pues, la preocupación por proteger a quienes delinquen: he aquí la advertencia de enjuiciar a quienes, paradójicamente, quieren impedir abortos considerados ilegales en determinados países

Volviendo al meollo de este llamamiento pro-aborto, las 69 asociaciones antes mencionadas quieren anular la soberanía nacional en temas tan relevantes imponiéndoles, sin autoridad alguna, prácticas consideradas ilegales en los países antes mencionados. Nótese la insistencia en el #AbortoQuímico, es decir, el que se practica mediante el uso de varias pastillas, tanto porque es el que tiene mayores limitaciones legales en estos países, como porque es el método más fácil de propagar.

En conclusión, como se mencionó anteriormente, la guerra en Ucrania no tiene nada que ver con estas solicitudes, pero es un buen pretexto para tratar de socavar algunas #PolíticasProVida que florecen desde hace algunos años en esos países puestos en el índice por Amnistía. Paternidad internacional y planificada. Una guerra dentro de una guerra para matar aún más niños.



*Fuente: 
Fuente: Marcia Per La Vita.

_____________
 CULTURIZ.AR  MEDIOS 

« ANTERIOR
SIGUIENTE »