NOTICIAS
aborto

728x90

header-ad

468x60

header-ad

Perdonar, soltar y sanar ⎪ Por Yanina Cossime

~

La importancia del perdón para una vida plena y saludable, y el rol protagónico de la familia en el proceso de aprender a hacerlo. 

Por Yanina Cossime* 


En el transcurso de nuestras vidas seremos lastimados. Si bien la vida no solamente es dolor y sufrimiento, estos son parte inherente de la existencia humana. 

Lamentablemente, muchas veces las ofensas y heridas son ocasionadas, con o sin intención, desde muy temprana edad, por aquellos que deberían cuidarnos y amarnos. Estas son las que más costarán sobrellevar, sanar y, a veces, reconocer, y si no hacemos nada al respecto, dejarán huella a lo largo de nuestra vida, cargas muy pesadas que, queramos o no, influenciarán en todas nuestras relaciones. 

Palabras hirientes, insultos, burlas, rechazo, engaño, abandono, violencia física, verbal, psicológica o sexual, manipulación, humillación, maltrato, negligencias, perjuicios, mentiras, agravios, desprecio, amenazas, injusticias…la lista puede ser muy larga y las heridas muy profundas.  

¿Qué hacer entonces frente a las afrentas y el dolor que estas generan? 

Tenemos dos opciones: aferrarnos al mal que nos ocasionaron y buscar venganza; o perdonar. 

Cuando nos sentimos heridos y nuestro orgullo fue lastimado, no queremos dejar pasar por alto el dolor que nos provocaron y buscamos vengarnos. Pero ¿es acaso esta la elección más conveniente para nosotros mismos? Distintas investigaciones demuestran la relación entre las emociones negativas y ciertas enfermedades. Por otra parte, el resentimiento hacia una persona no queda limitado a ella, sino que va invadiendo nuestra mente y corazón. Nos volvemos irritables, impacientes, groseros e iracundos, lo que termina afectando todas nuestras relaciones, generando más dolor y culpa, ya que muchas veces terminamos lastimando, injustamente, a aquellos que amamos. Si optamos por guardar rencor y buscar revancha, el mal que deseamos a otros nos alcanzará. No siempre lograremos lastimar a la persona que nos hirió (quien muchas veces no está siquiera enterada del dolor que nos ocasionó) y si lo hacemos, siempre nosotros mismos seremos los más perjudicados, quedando atrapados en una espiral interminable de reproches, heridas y sinsabores.

Otras publicaciones:

En cambio, perdonar trae libertad y sanidad. Cabe aclarar que perdonar no significa dar la razón al otro, ignorar u olvidar sin más una ofensa o justificar al ofensor. Perdonar es un acto voluntario por el cual reconocemos que nos lastimaron, pero decidimos no cobrarnos la deuda originada en la herida. Perdonar puede resultar doloroso, pero si resolvemos con determinación dejar la ofensa atrás experimentaremos libertad: ya no recordaremos una y otra vez el suceso y el dolor experimentado y tampoco estaremos fantaseando con la revancha o buscando ocasión de vengarnos. Seremos libres en nuestros pensamientos, emociones y relaciones. Nadie más tendrá poder sobre nosotros, porque no se lo daremos.

Debido a que la familia es la primordial educadora y su influencia será la de mayor importancia y duración en la vida de los hijos, es fundamental que los padres eduquemos para el perdón. Debido a que los padres educamos principalmente a través de nuestro ejemplo en la vida cotidiana, cabe preguntarnos: ¿sabemos perdonar?, ¿enseñamos a nuestros hijos para que disfruten de su libertad a través del perdón?, o, por el contrario, ¿inculcamos la esclavitud del resentimiento y la venganza?

Seamos libres: abramos las puertas de nuestras propias prisiones, perdonando y perdonándonos a nosotros mismos, y experimentemos vidas plenas y relaciones saludables; y con nuestro ejemplo liberador, eduquemos a nuestros hijos para la libertad


* Yanina Cossime es esposa, madre, Lic. en Orientación Familiar, 
profesora, Operadora Socio Comunitaria, Diplomada en Prevención y Tratamiento de la Violencia y en Educación Sexual.

📩 yaninacossime@gmail.com 🌐 https://www.facebook.com/yaninacossime

_____________

 CULTURIZ.AR   MEDIOS 

« ANTERIOR
SIGUIENTE »

Sugerimos la siguiente lectura:

¿Es prudente hablar de todo con los chicos? ⎪ Por Yanina Cossime