NOTICIAS
aborto

728x90

header-ad

468x60

header-ad

La evolución de los juegos de vídeo y sus impactos en los jóvenes ⎪ CULTURIZAR MEDIOS


Los efectos negativos y positivos de los videojuegos en los jóvenes. 

Hoy en día los videojuegos forman parte del mundo de los niños y muchas veces desde muy pequeños. Los niños tienen acceso a estos juegos en diferentes plataformas: el ordenador, las consolas de juegos, además de las tabletas y los teléfonos portátiles. En este artículo vamos a hablar no sólo de los efectos negativos de los videojuegos, sino también de sus efectos positivos en los jóvenes. 

Fuente: International Youth Coalition*


En primer lugar, ¿qué es un videojuego? Un videojuego es un juego electrónico con una interfaz de usuario que permite la interacción humana lúdica mediante la generación de información visual en un dispositivo de vídeo. El jugador del videojuego dispone de periféricos para actuar en el juego y percibir las consecuencias de sus acciones en un entorno virtual. 

La palabra "vídeo" en los videojuegos se refiere tradicionalmente a un dispositivo de visualización en pantalla. Pero como el término se ha popularizado, ahora implica cualquier tipo de dispositivo de visualización. 

Hoy en día, los videojuegos evolucionan rápidamente y tienen fama mundial, influyendo en la vida de muchas personas, sobre todo jóvenes. Un estudio anterior del Ministerio de Cultura francés mostraba que el 96% de los mayores de 65 años no había jugado nunca a un videojuego (cifras de 2008). Con el tiempo, se ha producido un efecto generacional. 

Los videojuegos se desarrollaron en los años 80, y algunos de los jugadores más jóvenes han seguido haciéndolo a medida que se han hecho mayores; la proporción de jugadores de más edad está aumentando. El aumento de la potencia de los ordenadores ha mejorado la calidad de los gráficos, e Internet ha hecho posible que varias personas jueguen a distancia: los videojuegos están en alza. Entre los jóvenes, está invadiendo la televisión. "Independientemente del sexo, ver la televisión a diario es una actividad en vías de extinción entre las generaciones más jóvenes".


Para algunas personas, los videojuegos se han convertido en un mundo aparte, y esto a veces puede llevar a la adicción. 

Para los adolescentes, los videojuegos no son sólo un pasatiempo, sino que algunos jóvenes están tan inmersos en ellos que ya no quieren "conectar" con el mundo real y pasan todo el tiempo delante de su pantalla. Por ejemplo, algunas personas permanecen frente a sus pantallas las 24 horas del día. En este caso, los videojuegos se convierten en un verdadero peligro para ellos, no sólo para su salud, sino también para su vida en general. 

He aquí algunos de los efectos nocivos de los videojuegos para los jóvenes:

En primer lugar, la luminosidad emitida por las distintas pantallas mantiene despierto el cerebro reduciendo los niveles de melatonina, la hormona que regula el sueño. Independientemente del tipo de videojuego, siempre existe el riesgo de desarrollar una adicción. Sin embargo, una persona que desarrolla una adicción generalmente esconde un problema de adaptación a su entorno. Más allá del número de horas pasadas delante de la pantalla, ciertos comportamientos son señales de alarma que podrían indicar una adicción: altos niveles de ansiedad, inquietud en la escuela, pesadillas frecuentes e irritabilidad. 

También es importante vigilar de cerca el contenido de los videojuegos a los que juega su hijo. Numerosos estudios han demostrado que existe una relación entre la violencia de ciertos videojuegos y la gama de comportamientos que los niños son propensos a adoptar más adelante. 

El riesgo asociado a los videojuegos violentos es que enseñan a los niños que, entre las soluciones a un problema, varios comportamientos violentos son posibles y eficaces, e incluso gratificantes. 

Además, cuanto más realista es el juego, más importante es el aprendizaje, porque los niños pueden identificarse fácilmente con el personaje. Los juegos multijugador, por ejemplo, se juegan en Internet con jugadores desconocidos de todas las edades. Estos jugadores pueden conversar entre sí, y como sus conversaciones no están supervisadas, pueden no ser adecuadas para un niño. 

Aparte de todo esto, la adicción a los videojuegos también puede tener efectos sobre el comportamiento. Como todos sabemos, necesaria para la actividad normal del cerebro, la dopamina es un mensajero químico relacionado, entre otras cosas, con la atención, el placer y la motivación. Cuando un niño juega a videojuegos durante mucho tiempo, la dopamina de su cerebro se agota. El cerebro necesita entonces un tiempo para reponer sus reservas. 

Como la falta de dopamina les hace menos atentos, más emocionales y a veces incluso agresivos, debes esperar estos comportamientos cuando tu hijo lleva mucho tiempo jugando a videojuegos. Si es así, puedes enviar a tu hijo a jugar fuera, ya que es una buena forma de estimular la producción de dopamina en el cerebro. 

Pero aunque los videojuegos tengan efectos nocivos para los niños o jóvenes que los juegan, también pueden tener beneficios. 


A continuación, algunas de las ventajas y beneficios de los videojuegos: 

Los videojuegos te hacen más feliz. Todo está hecho para estimular la producción de dopamina, la hormona de la felicidad: los sonidos, los colores y las recompensas por cada éxito. Un estudio sobre los efectos de los videojuegos realizado en Nueva Zelanda demostró incluso que los videojuegos pueden ayudar a las personas a salir de la depresión. 

En segundo lugar, los videojuegos pueden ser una fuente de aprendizaje para los niños e incluso para las distintas personas que los juegan. Algunos niños sufren problemas de aprendizaje, y los videojuegos pueden tener un impacto positivo, ayudando a los niños disléxicos a leer mejor y a los discalcúlicos a contar mejor. Los juegos de acción desarrollan la atención y la concentración. Por no hablar de los "juegos serios", cuyo objetivo es enseñar nuevas habilidades. 

Pero aparte de todo eso, jugar a videojuegos ayudará a los niños a ser más inteligentes. Los juegos de estrategia, como Starcraft, exigen que los jugadores muestren una gran flexibilidad cerebral y tomen decisiones rápidas, a la vez que tienen que procesar mucha información. Estos juegos de estrategia también tienen dimensiones de gestión de recursos y planificación, que son habilidades útiles en la vida cotidiana. 


Estos son sólo algunos de los beneficios de jugar a videojuegos, pero eso no significa que debamos jugar en exceso, porque todo lo que se hace en exceso puede ser perjudicial para nuestras vidas. 

Los videojuegos no deberían ser un obstáculo en la vida cotidiana de niños y adolescentes (por ejemplo, en el colegio), porque todos los niños y adolescentes deberían tener derecho a liberarse un poco del estrés que les agobia cada día. 


*Fuente: International Youth Coalition. Por Yohan Rakotoarison. Los blogs publicados en este sitio de noticias han sido creados por colaboradores de la Coalición Internacional de la Juventud. Las opiniones, puntos de vista y declaraciones expresadas en estos blogs pertenecen exclusivamente a sus respectivos autores y no reflejan necesariamente las opiniones o posiciones de la organización afiliada.

_____________

 CULTURIZ.AR   MEDIOS 

« ANTERIOR
SIGUIENTE »

Sugerimos la siguiente lectura:

¿Es prudente hablar de todo con los chicos? ⎪ Por Yanina Cossime