NOTICIAS
aborto

728x90

header-ad

468x60

header-ad

Amabilidad: por qué es importante cultivar esta virtud y cómo mejorarla ⎪ CULTURIZAR MEDIOS

Varios investigadores de #psicología afirman que hay cinco rasgos de #personalidad esenciales. Uno de ellos es la amabilidad, que engloba varias características relacionadas con la forma en que tratas a los demás. Pero, ¿cómo sabemos si somos amables? 

Algunos atributos definen a quienes tienen la simpatía como rasgo de personalidad. En general, son altruistas, #empáticos, generosos, honestos, responsables y con sentido de la justicia. Ser una persona agradable es tener un comportamiento prosocial que aporte bienestar colectivo. Además, por supuesto, este rasgo también mejora la propia vida.

Fuente: Sempre Familia*

En un estudio publicado en el Journal of Personality en 2019, por ejemplo, los participantes calificaron la amabilidad como el rasgo más importante para una pareja de por vida. Ser agradable también afecta tu estado de ánimo, cuando te dedicas a desarrollar actividades donde te entregas al otro, porque esto aumenta tus niveles de felicidad. También está el impacto sobre el estrés, que disminuye cuando haces actos de bondad.

Ante tantos beneficios, convertirse en alguien agradable o mejorar esta característica es toda una artimaña. Por eso, Kendra Cherry, especialista en rehabilitación psicosocial, educadora y colaboradora de la web VeryWeel Mind, publicó algunos consejos para conseguir esta virtud:


  1. 1. Practica la gratitud: Saber dar las gracias es un hábito saludable que reduce el estrés y aumenta la felicidad. Decir tus oraciones por la mañana o llevar un diario de gratitud son formas de ejercitar esto. "Los buenos pensamientos pueden ayudarte a desarrollar una actitud más positiva durante el día y afrontar mejor las dificultades", explica Kendra.

  2. 2. Perdonar: dejar atrás los resentimientos nos quita una pesada carga de encima. Saber que no hay ataduras con otras personas es un paso importante para tener actitudes positivas. Además, también es necesario perdonarse a uno mismo, para poder mirar la vida con más ligereza.

  3. 3. Sé útil: haz un esfuerzo diario para ayudar a quienes te rodean. Eso sí, ten en cuenta que tienes tus límites y que tienes que tener cuidado de que algunas personas no se aprovechen demasiado de tu amabilidad. Ayuda a alguien a cargar algo pesado, sostén la puerta para que pase un amigo, ofrécete a traerle un café a un compañero de trabajo. Estas son actitudes simples pero significativas.

  4. 4. Sea cortés: el hecho de que alguien haya sido grosero con usted no significa que tenga que devolverlo de la misma manera. El autocontrol es una excelente habilidad que contribuye a las interacciones sociales, que no es fácil de ejercitar, pero que te permite evitar muchos conflictos. "Si los demás están siendo bruscos o groseros, responder educadamente puede ser una forma de cambiar el rumbo de la conversación", dice Kendra.

  5. 5. Ser empático: nunca sabemos por lo que está pasando el otro, a menos que él nos lo diga. Por eso, es importante mirar desde la perspectiva del otro, tratando de respetar sus puntos de vista y poniéndote disponible para colaborar con lo que haga falta.

  6. 6. Actúa con amabilidad: hacer de la amabilidad un hábito de vida, como decíamos antes, hace que tu entorno sea mejor y que tus relaciones fluyan bien. Además, su cuidado por los demás puede iniciar un círculo virtuoso, en el que todos se ayudan entre sí. Además, los actos de bondad individuales desencadenan la liberación de oxitocina y endorfinas y parecen estimular la creación de nuevas conexiones neuronales.



*Fuente: Gazeta Do Povo-Sempre Familia
Por Loreno Lafraya, consultora educativa. Abril 2022.

_____________

 CULTURIZ.AR  MEDIOS 

« ANTERIOR
SIGUIENTE »

Sugerimos la siguiente lectura:

¿Es prudente hablar de todo con los chicos? ⎪ Por Yanina Cossime