NOTICIAS
aborto

728x90

header-ad

468x60

header-ad

Alemania: Médicos por la vida denuncian duro golpe a los derechos humanos ⎪ CULTURIZAR MEDIOS

MÉDICOS POR LA VIDA EV, SOBRE LA DECISIÓN DEL COMITE CONJUNTO FEDERAL (G-BA) SOBRE ANÁLISIS DE SANGRE PRENATALES NO INVASIVOS (NIPT): "LA FINANCIACIÓN DE PRUEBAS DE ADN PRENATALES NO INVASIVAS ES UN DURO GOLPE PARA LOS DERECHOS HUMANOS EN ALEMANIA"

Fuente: Bundesverband Lebensrecht*

Münster - En su reunión del 19 de agosto de 2021, el Comité Conjunto Federal (G-BA) adoptó la información para las personas aseguradas sobre los análisis de sangre prenatales no invasivos (NIPT) y la incluyó en las pautas de maternidad. Por tanto, se ha decidido finalmente la financiación de los análisis de sangre prenatales para la detección de anomalías cromosómicas por parte de las compañías de seguros de salud. Médicos por la Vida eV critican esto como un duro golpe a los derechos humanos en Alemania.

El primer presidente de Médicos Por La Vida eV, el profesor Paul Cullen, comenta en detalle lo siguiente: “Como hemos señalado varias veces en el pasado, las pruebas de ADN prenatal no invasivas no se tratan de una búsqueda de enfermedades curables o prevenibles, principalmente se trata de identificar a los niños con síndrome de Down antes de que nazcan. Dado que el síndrome de Down no es una enfermedad sino una forma de ser diferente, no se puede curar, estas pruebas son, por tanto, puros instrumentos de selección, ya que en la gran mayoría de los casos la respuesta al síndrome de Down es un aborto. 

El hecho de que esto no sea algo necesario y que en algunos casos las pruebas de ADN sustituyen a otros métodos de diagnóstico más invasivos, lo que importa aquí es que: Este diagnóstico solo sirve para marcar y eliminar a las personas con discapacidad antes de que nazcan.


La decisión que acaba de tomar el Comité Conjunto Federal puede parecer un pequeño paso administrativo, pero es muy simbólica. Con la asignación de un "número" en el sistema de facturación del seguro médico obligatorio, este servicio altamente discriminatorio es ahora moralmente "ennoblecido" como "suficiente, funcional y económico", por así decirlo, de acuerdo con el duodécimo párrafo del quinto código. "¿Qué puede tener de malo", se preguntarán muchos ahora, "si la compañía de seguros de salud lo paga?"

Más aún: con la inclusión final de los diagnósticos de ADN prenatal no invasivos en el catálogo de servicios del seguro médico legal, surge un reclamo legal a un método de búsqueda genética, que gradualmente puede extenderse a muchas otras características genéticas. Es obvio que tal búsqueda en cuadrícula de desviaciones genéticas también cuestiona los medios de vida de las personas que nacieron con estas desviaciones.

Asimismo, la limitación de la prueba a “casos individuales justificados” en “embarazos de alto riesgo”, como proporciona actualmente la información para asegurados, difícilmente será sostenible. En los países donde esta prueba ya se usa ampliamente, casi no nacen más niños con síndrome de Down.

Los padres de niños con síndrome de Down ya se enfrentan a menudo a acusaciones en la calle por "la carga que deben llevar". Tan pronto como se corra la voz en la población de que había una "solución" para este "problema", la presión sobre padres tan valientes que han elegido a su hijo no hará más que aumentar. Un duro golpe a los derechos humanos en Alemania ".


Acerca de Médicos Por La Vida eV
La asociación “Médicos por la vida” aboga por una cultura de la vida sin restricciones en la práctica médica y la investigación sobre la base de la tradición hipocrática. Se financia exclusivamente con los aportes de sus miembros y mediante donaciones. Más en www.aerzte-fuer-das-leben.de

Médicos de por vida eV. Prof.Dr. medicina Paul Cullen. Am. Blumhain 33 48163 Munster



*Fuente: Bundesverband Lebensrecht. Asociación Federal para la Ley de la Vida. www.bundesverband-lebensrecht.de



_____________

 CULTURIZ.AR  MEDIOS 

« ANTERIOR
SIGUIENTE »

Sugerimos la siguiente lectura:

El desafío de retomar la rutina escolar ⎪ Por Yanina Cossime