NOTICIAS
aborto

728x90

header-ad

468x60

header-ad

El régimen cubano no es un gobierno legítimo. Biden debería decirlo ⎪ CULTURIZAR MEDIOS

En medio de la crisis presidencial venezolana de 2019, Estados Unidos dejó en claro que ya no reconocería al régimen de Maduro como el gobierno legítimo de su país. Después de 62 años de que los Castro tomaran el control de mi país de origen con violencia, cometieran violaciones sistemáticas de los derechos humanos y proscribieran las elecciones multipartidistas, Estados Unidos tiene derecho a hacer lo mismo con Cuba. 

Las manifestaciones masivas que han sacudido al represivo régimen comunista de Cuba y han captado la atención del mundo durante las últimas semanas no son un accidente fortuito. Son el resultado de décadas de opresión del pueblo cubano por un gobierno ilegítimo que nunca fue elegido, pero que tomó el poder a través de la violencia y gobernó con miedo.

Desde entonces, el régimen ha sido conocido por usar la propaganda para presentar una falsa realidad al mundo de que es un gobierno de su pueblo cuando en realidad es todo lo contrario.

Fuente: Sun Sentinel*

La gente participa en una manifestación frente a la Casa Blanca en Washington, el martes 13 de julio de 2021, en apoyo a los manifestantes en Cuba. Los problemas de dos pequeños estados caribeños, Cuba y Haití, han molestado a los presidentes de Estados Unidos durante décadas. Ahora, Haití y Cuba plantean un desafío creciente para el presidente Joe Biden que podría tener ramificaciones políticas (Foto AP / Susan Walsh) (Susan Walsh / AP).


Cuando Fidel Castro llegó al poder en 1959, prometió elecciones democráticas en 18 meses. Eso nunca sucedió. Después de 62 años de gobierno autoritario, el pueblo cubano ha tenido suficiente y finalmente se lo están dejando saber al régimen cubano y al mundo.

Lo que está sucediendo en Cuba ahora mismo es un verdadero momento en la historia mundial. Este podría ser el fin del régimen comunista y el comienzo de una Cuba verdaderamente libre. Podría ser el Movimiento de Solidaridad de Cuba o su momento de la Perestroika. O podría ser la Revolución Verde de Cuba, una nota a pie de página menor e interesante en una vasta historia de opresión.

El resultado depende en gran medida de la medida en que los pueblos libres del mundo, incluido Estados Unidos, apoyen activamente la libertad del pueblo cubano. Aunque hay muchas cosas que Estados Unidos puede hacer, el primer paso debería ser dejar en claro al mundo que Estados Unidos no reconoce al régimen comunista cubano como un gobierno legítimo y, en cambio, lo responsabiliza por su larga historia de brutal opresión.


Deslegitimar el estatus del régimen cubano tendría un impacto significativo en su capacidad para continuar con su fachada de 62 años de que cuenta con el apoyo popular de su pueblo cuando en realidad ha suprimido la soberanía popular con persecución y propaganda.

Si algo hemos aprendido de las manifestaciones en toda la isla en julio, es que el pueblo cubano quiere que termine la dictadura comunista, y quiere democracia y libertad, o como escuchamos en las calles de Cuba el 11 de julio, “ ¡Libertad! "

El resultado de esto podría ser significativo, ya que cambiaría la forma en que Estados Unidos trata con Cuba y podría iniciar un efecto dominó en el que otros países seguirán, aumentando la presión para que el régimen comunista finalmente renuncie al poder.

Si bien no podemos saberlo con certeza, la historia sugiere que si las administraciones anteriores hubieran sido más activas en su apoyo al pueblo iraní y venezolano, respectivamente, esos levantamientos pueden no haber sido reprimidos tan fácilmente, y los dos países pueden verse muy diferentes hoy.

Sin duda, en el canto del cisne de la Unión Soviética, los presidentes Ronald Reagan y George HW Bush dieron un fuerte y constante apoyo vocal al pueblo soviético que quería la libertad. Apoyaron sin ambigüedades a Lech Walesa y al Movimiento de Solidaridad en Polonia, apoyaron a Vaclav Havel en Checoslovaquia y apoyaron a los reformadores prodemocracia dentro de la propia Rusia soviética.

En última instancia, la presión interna y externa combinadas fue suficiente para derrocar a la Unión Soviética y llevar la libertad a millones de personas. Después de la muerte de Reagan, Walesa escribió lo siguiente: “Cuando hablo de Ronald Reagan, tengo que ser personal. En Polonia lo tomamos tan personalmente. ¿Por qué? Porque le debemos nuestra libertad". La lección aquí es clara. Simplemente apoyando los principios de la libertad, Reagan pudo avivar y mantener la pasión por la libertad donde estaba siendo reprimida. Desafortunadamente, en nuestra historia más reciente, Estados Unidos no tomó tantas medidas para defender al pueblo oprimido de Irán y Venezuela.

Sin embargo, una distinción entre los dos levantamientos fue que, en 2019, Estados Unidos envió un mensaje claro al mundo y al pueblo venezolano cuando anunció que ya no reconocía a Nicolás Maduro como el presidente legítimo de Venezuela; fue una declaración moral de qué lado Estados Unidos, como líder del mundo libre, creía que era bueno y qué lado era malo.

Hay momentos en la historia en los que el mundo libre está llamado a unirse y defender los derechos humanos y la democracia, a unirse para defender lo que es correcto. Este es uno de esos momentos.

El presidente Biden tenía razón en que Cuba es un "estado fallido", pero podría marcar una diferencia aún mayor si, después de más de medio siglo de tiranía, Estados Unidos hace la declaración moral de que no reconoce a la dictadura cubana como un gobierno legítimo.

Gelet Fragela es una refugiada política cubana y periodista y fundadora de ADN Cuba .



*Fuente: Sun Sentinel. Por Gelet Fragela. South Florida Sun-Sentinel


_____________

 CULTURIZ.AR  MEDIOS 

« ANTERIOR
SIGUIENTE »

Sugerimos la siguiente lectura:

El desafío de retomar la rutina escolar ⎪ Por Yanina Cossime