NOTICIAS
aborto

728x90

header-ad

468x60

header-ad

De los arrepentidos se vale Dios… (Bernard Nathanson)⎪ Por el Dr. Nelio Chimenton

De los arrepentidos se vale Dios...

⎪ Por el Dr. Nelio Chimenton


BERNARD NATHANSON, fue un médico ginecólogo-obstetra, nacido en Nueva York en 1926. Hijo de un reputado profesional, de su misma especialidad, que inculcó en su hijo el amor por la Medicina en general,-incluída su especialidad-, y la práctica del aborto en particular. Se crió en un hogar Judío ateo, y por tanto sin ataduras de tipo religioso.



Fue a estudiar a Canadá, donde conoció a una joven que creyó sería el amor de su vida. Ella quedó embarazada; Barnard se lo comunicó a su padre, que por toda respuesta le envió 500 dólares diciéndole: deshazte del niño, y también de tu amiga…porque ambos van a resultar una traba en tu futuro. Unos años después, se repitió la historia con otra chica, que aceptó el aborto siempre y cuando lo practicara un experimentado profesional. Barnard, que ya era médico, le dijo entonces, que no había otro que fuera más capaz que él en ese rubro…por lo que hizo él mismo la práctica. Años después aquel acto nunca olvidado por él, lo llevó a decir: Entre otras ignominias, fui asesino de mi propio hijo.

Nathansson  fue un incansable propulsor de la ley de aceptación, y para ello, viajó por todo su país dando conferencias, y notas en todos los más prestigiosos medios de EE.UU., y de otros países.

Según lo escribe el mismo en una extensa confesión, hecha 20 años después, utilizó datos estadísticos falsos, poniendo siempre uno o dos ceros a la derecha cuando se trataba de mensurar datos de prácticas abortivas clandestinas y consecuencias mortales de las mismas.


En 1973, ASOCIACIÓN NACIONAL PARA LA REVOCACIÓN DE LAS LEYES DE ABORTO, por él creada y presidida, con el contubernio de un periodismo sobornado (según él mismo lo cuenta ), y financiado por las grandes clínicas de avanzada tecnología para la época. Allí, utilizando un ecógrafo tridimensional, una cámara filmadora intrauterina y un fonógrafo de alta fidelidad, observa y escucha el latido cardíaco del embrión de apenas 45 días de gestación. De allí en más su vida dio un vuelco, con un estado depresivo incluído. Se le cayeron encima los 75.000 abortos de los que él mismo se acusa… e incluso confiesa haber pensado en el suicidio.

Comienza entonces a desandar lo recorrido y en los mismos sitios donde antes habló sobre las virtudes del aborto, presentaba ahora una retórica absolutamente en contrario. Decidió además mostrar pruebas y en 1984 creó aquel video que recorriera el mundo, donde un niño en gestación, pretende apartar con una de sus manitas la cureta asesina.


Sus relatos, que sintetizó en 1992 en una confesión de tres carillas, abarcan desde que comenzó a militar a favor de la ignominiosa ley, hasta su estado de ánimo en ese momento… contando minuciosamente la falacia de sus argumentos para lograr la aprobación, los sobornos a los medios de comunicación, el contubernio con las clínicas que obtenían ganancias siderales por la práctica… lo tenebroso de algunas instituciones, como Planned Parenthood, verdadera máquina de masacrar niños en el vientre materno, y hasta las amenazas de que fue objeto, él y su familia de los que antes fueron sus adláteres.

Nathansson dejó varias publicaciones sobre su trabajo a posteriori de haber comprendido lo terrible de su vida de abortero y propulsor de la ley, pero hay dos frases que resumen todo su pensamiento y la realidad de lo tremendo que encierra su promulgación.  

En  una de ella expresa: EL ABORTO ES EL HOLOCAUSTO MAS ATROZ EN LA HISTORIA DE LOS ESTADOS UNIDOS… Y DEL MUNDO.

Luego remata su pensamiento diciendo creando la idea que llamó “El vector de la vida” en lo que termina expresando: “A PARTIR DE LA CONCEPCIÓN EXISTE UNA FUERZA AUTODIRIGIDA DE VIDA, QUE, SI NO SE LA INTERRUMPE, DARÁ INDEFECTIBLEMENTE LUGAR AL NACIMIENTO DE UN BEBÉ HUMANO”. 








Dr Nelio José Chimenton
Médico rural
Facebook: Nelio Chimenton


_____________

 CULTURIZ.AR   MEDIOS 

« ANTERIOR
SIGUIENTE »

Sugerimos la siguiente lectura:

¿Es prudente hablar de todo con los chicos? ⎪ Por Yanina Cossime