NOTICIAS
aborto

728x90

header-ad

468x60

header-ad

El deporte como contención en niños/adolescentes y la importancia del rol del profesor⎪Licenciada Sandra Chavarría

 

Licenciada Sandra Chavarría*


“Porque una hora más en el club es una hora menos en la calle”, no sé a quién pertenece esta hermosa frase, pero déjenme agregar: “Esa hora más en el club puede salvar de una mala decisión”. 


Quiero hablar de la importancia del deporte en la vida de los niños y adolescentes. Una de las riquezas del deporte es que éste imparte disciplina, orden. Hay estudios que se demuestra que los  adolescentes que hacen deporte tienen mejor rendimiento académico, ¿Por qué? Porque saben organizarse mejor, al tener menos tiempo, lo aprovechan mejor. El deporte estructura a los adolescentes. Es muy importante que la disciplina se aprenda en temprana edad, ya que lo que no se aprende de chico después cuesta más aprenderlo. 


Pero, el deporte por si solo no puede hacer todo. Necesita personas comprometidas. Personas que estén convencidas que los niños y jóvenes son el futuro. Es verdad que a veces vemos a los jóvenes y pensamos: ¿Esto es el futuro? Pero pensemos que muchos de nosotros estuvimos en ese lugar, y que alguien confío en nosotros, alguien puso sus “fichas en nosotros”, alguien apostó por nosotros. Alguien nos insistió.

Amo la historia de Bryan Toledo, fue un lanzador de jabalina de la cuidad de Marcos Paz, provincia de Buenos Aires - Argentina. Un profesor vio que tenía talento, entonces le insistió para que vaya a entrenar. El mismos Bryan Toledo contó la anécdota en una nota: “Un profesor en la escuela vio las condiciones que tenia y me dijo “Tenés que venir, tenés que venir”. Me volvió loco,  hasta que me convenció para ir y me terminó atrapando”. Bryan Toledo fue el mejor argentino en su especialidad, logrando 20 medallas de oro, 2 de plata y 3 de bronce. Un niño pobre que aparentemente no tenia futuro, resultó siendo Campeón olímpico! A eso me refiero con mirar con futuro. Hay muchos Brian dando vueltas por todos lados.  Insistamos. (Quiero aprovechar esta oportunidad para agradecer al señor Gustavo Osorio por haber insistido en Bryan, sabiendo que este adolescente inspiro a muchos otros).

¡No estoy hablando de hacer de todos nuestros alumnos campeones olímpicos! Bajo ningún punto de vista. Es decir, si podemos sería excelente, pero sería mucho mejor aspirar a que sean campeones de sus vidas! ¡Esto sí es un  verdadero desafío!


Es tan importante que los niños se sientan contenidos: un niño que se siente contenido difícilmente caiga en una adicción, y si ya cayó, el hecho de sentirse contenido puede ayudarlo a salir. Nosotros como profesores, como adultos debemos asegurarnos que en nuestro espacio el niño pueda  encontrar contención.  Cuando digo nuestro espacio, hago referencia al club, a la escuela, a la canchita, etc. 

Nuestro espacio debe ayudar a los niños a ser  mejores personas: Esforzarse en la escuela, cumplir con sus responsabilidades, ser obedientes, etc.:  « Porque sino, no puedo ir a entrenar »  


Como dije anteriormente: Los niños son el futuro, pero para llegar a ese futuro hay que armar un presente. 

Los adultos estamos para eso: “Ayudar a los mas chicos a armar un presente, para que puedan ser el futuro”.


Amemos a nuestros niños, mirémosles con futuro, mirémosles con proyección. Trasmitámosle confianza,  seguridad y esperanza, no le trasmitamos nuestras frustraciones. Si tuvimos frustraciones dejémosla de lado…


Es verdad que hay días más duros que otros, hay momentos que se hace difícil, pero: “Bienvenidos al maravilloso mundo de la educación”. En esos días, bajemos la mirada y antes de entra al club, al patio, a la canchita, al aula, contemos hasta diez, veinte, cien, un millón… ¡¡Lo que sea necesario!! Entremos con una sonrisa: Porque ahí adentro hay niños que están esperando nuestra sonrisa, están esperando una palabra de aliento. Ahí adentro hay niños que están esperando que no caigamos porque tal vez nosotros seamos su único sostén… sonriamos y vayamos. ¡Hay niños y adolescentes que esa hora de deporte los salva!


Seamos personas que sumen. Ahora esta de moda decir: “Gente que sí”  y “Gente que no”, ¡Bueno seamos gente que sí! Seamos buena influencia. El deporte es bueno, pero el ambiente y el contexto deben ser mejor. Si el niño ama el deporte, pero tiene mala influencia, ir por el buen camino se puede llegar a complicar un poco, porque (gravedad pura) es mas fácil bajar que subir. Seamos buena influencia para nuestros alumnos.


Usemos el deporte para impartir disciplina, pero disciplina de la buena, disciplina sana.

El deporte tiene reglas, tiene táctica, técnica, estrategias y en la vida hay todo eso.

Entonces: ¿Podemos enseñarles a nuestros alumnos estos términos para que los apliquen a sus vidas? ¡¡¡Es todo un trabajo, sépanlo!!! No se trata de tirar la pelota y listo, se trata de trabajar. Trabajar en nuestros alumnos, trabajar en su comportamiento, en sus modales, trabajar a la par y con ellos.


Continuando con las características del deporte, éste, tiene un efecto transformador integral increíble. Transmite y ayuda a la enseñanza de valores como el respeto, la paciencia, el amor, la tolerancia, etc., y desde mi punto de vista, enseñar deporte es una excusa para la transmisión de estos.

Usemos el deporte, para ayudar a nuestros alumnos. Mario Benedetti, hizo un poema de amor, utilizando la táctica y la estrategia para seducir a una mujer. Nosotros: ¿Podríamos hacer un plan de vida para nuestros alumnos con las mismas palabras?


Finalizando y a modo de conclusión, necesitamos ser ese contexto facilitador en donde nuestros alumnos  puedan ser ellos, en donde tengan su espacio, donde puedan exprimirse en total libertad, donde puedan venir con confianza. Seamos “El lugar”, ese lugar que lo acepte, que lo respete, que lo mire en silencio, que lo escuche, no solo con los oídos, sino también con la mirada. Ese lugar en donde puedan estar seguro, ese lugar en donde simplemente y sin tantas preguntas ni protocolos, se sientan queridos.


El deporte y la educación necesita profesionales comprometidos con el trabajo de educar a las nuevas generaciones. ¡Necesita  personas que amen! ¡Que amen fuerte! ¡Que amen de verdad! Y una vez más, repito: Necesita personas comprometidas. Desde mi experiencia, déjenme compartirles, ¡Que no hay satisfacción mas grande que el poder ver que nuestros alumnos triunfan en la vida! Tan sencillo, enorme y gratificante a la vez.



*Sandra Chavarría es Profesora y licenciada en Educacion Física (Universidad Nacional de la Matanza - Argentina), y Master en Salud Psico Social a travez del Deporte (Universidad Paris Descartes - Francia). Reside actualmente en París y posee una amplia trayectoria en trabajo con a la niñez y la familia.




_____________

 CULTURIZ.AR  MEDIOS 

« ANTERIOR
SIGUIENTE »

Sugerimos la siguiente lectura:

¿Es prudente hablar de todo con los chicos? ⎪ Por Yanina Cossime