NOTICIAS
aborto

728x90

header-ad

468x60

header-ad

Educación Sexual: ¿Qué implica y a quién le corresponde llevarla a cabo? ⎪ Por Yanina Cossime

¿Qué implica y a quién le corresponde llevarla a cabo?

Educación sexual Parte 2

Por Yanina Cossime*

En el artículo anterior, ante la media sanción dada por la Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe a un Proyecto de Ley de Educación Sexual Integral (ESI) que define a la educación sexual como “laica, con perspectiva de derechos humanos, género y diversidades sexuales”, en forma obligatoria y transversal y que impone un único enfoque para abordar la educación sexual de los estudiantes, nos preguntábamos: ¿qué implica la educación sexual?, ¿a quién corresponde educar en este aspecto?, ¿debemos educar la sexualidad de nuestros niños?, y si la respuesta fuera si, ¿qué educación sexual se debe brindar? Respondimos resumidamente a la primera pregunta, afirmando que educar la sexualidad de los niños y adolescentes es enseñarles a ser varón y a ser mujer, en todas sus dimensiones humanas, y detallamos algunos de los objetivos a la que debe apuntar la misma.


¿A quién corresponde educar la sexualidad de los niños y adolescentes?

En esta oportunidad, responderemos a la segunda cuestión: ¿A quién corresponde educar la sexualidad de los niños y adolescentes? En Argentina, la Constitución Nacional, los Tratados Internacionales a los que ha adherido nuestro país, y otras leyes nacionales (Código Civil y Comercial, Ley de protección integral de los derechos de niños, niñas y adolescentes, Ley Nacional de Educación, Ley de Salud Sexual y Reproductiva, y la misma Ley de ESI) reconocen que las familias tienen el rol esencial e indelegable de educar a sus hijos, que los padres tienen el derecho de educarlos en base a sus creencias y más íntimas convicciones, y que los niños tienen el derecho a acceder a este tipo de educación sin ser perturbados en sus creencias y su integridad psíquica. Por tanto, si bien la ESI es obligatoria en las escuelas y en todos los niveles, su implementación debe adecuarse a todas las pautas legales vigentes. Esto implica que las propuestas sugeridas a través de los lineamientos curriculares deben ser adaptadas conforme a las convicciones de todos los miembros de cada comunidad educativa, en especial las de los padres, en un marco de diálogo sincero y respetuoso de las diferencias culturales, costumbres y convicciones morales y religiosas, y del grado de madurez y desarrollo psicosexual de los estudiantes.


Los padres tienen el derecho y el deber
de educar la sexualidad de sus hijos


Los padres tienen el derecho y el deber de educar la sexualidad de sus hijos, y para aquellos que son cristianos, su obligación es también delante de Dios (Deuteronomio 6:4-9, La Biblia). 

Por lo tanto, podemos decir que este Proyecto de Ley de ESI Provincial, así como también el presentado en el Senado, no se ajustan a la normativa vigente en nuestro país y vulnera derechos fundamentales garantizados en nuestra Carta Magna de los niños, los adolescentes, sus padres y también los docentes y los demás miembros de las comunidades educativas. Los derechos de los niños y adolescentes están siendo desestimados y suprimidos en el nombre de una libertad y una diversidad que al fin de cuenta no los respeta. Algunos de los derechos que estos proyectos lesionan son: el derecho a la libertad de conciencia, de pensamiento, de expresión, la libertad de culto, el derecho que tienen los niños a acceder a una educación gratuita, integral y de calidad respetando el principio de neutralidad ideológica (derecho que el Estado debe garantizar, por lo que está obligado a brindarla), a ser respetados en su identidad e intimidad, a ser educados preferentemente por sus padres, conforme a su cultura, creencias religiosas y convicciones morales.

Insistimos, no está en discusión ni la importancia ni la necesidad de implementar programas de educación sexual, pero estos deben ser respetuosos de todas las miradas y reconocer a la familia en su rol protagónico y necesario en la educación y el desarrollo integral de los niños y adolescentes, respetando las normas vigentes. Por eso exigimos a los legisladores que cumplan con su función de sancionar leyes que garanticen y amplíen los derechos de los niños y adolescentes, y no que los cercenen.

Como padres estamos de pie, en defensa de sus derechos, porque nuestros hijos no son nuestra propiedad, pero si es nuestra responsabilidad que sus derechos sean garantizados frente a un estado que desconoce sus libertades.



* Yanina Cossime es esposa, madre, profesora, estudiante de Orientación Familiar y referente de Padres de Pie, agrupación que trabaja por una educación que respete los derechos fundamentales de los niños y sus familias.
yaninacossime@gmail.com padresdepie@gmail.com / https://www.facebook.com/padresdepie.educacion


_____________

 CULTURIZ.AR  MEDIOS 

« ANTERIOR
SIGUIENTE »