NOTICIAS
aborto

728x90

header-ad

468x60

header-ad

La Fundación Hewlett-Packard financió píldoras abortivas en nombre del control de la población ⎪ CULTURIZAR MEDIOS

Aproximadamente una década antes de su muerte en 1996, el titán de la tecnología David Packard emitió una controvertida directiva a sus hijos. El cofundador de Hewlett-Packard escribió que el aumento de la natalidad podría causar un día "un caos total para la humanidad". En consecuencia, Packard afirmó que su multimillonaria fundación debe tener una prioridad por encima de todas las demás: el control de la población. 

Packard -republicano que fue subsecretario de Defensa con el presidente Richard Nixon- no coincidía políticamente con sus tres hijas, una de las cuales le sucedió en la presidencia de su fundación tras su muerte. Sus hijos liberales tomaron como punto de partida el deseo del multimillonario de frenar el crecimiento demográfico. Aunque la fundación no está obligada legalmente a cumplir con los deseos políticos de Packard, encontraron una forma de adoptar sus puntos de vista y perseguir su propio activismo liberal, a través de la ampliación del acceso al aborto, una misión a la que dedicaron casi 350 millones de dólares sólo en los últimos cinco años, según una revisión de las declaraciones financieras de la fundación.

Fuente: The Washington Free Beacon*


Estos gastos han permitido a los sucesores de Packard lograr importantes victorias en la promoción de la #AgendaAntinatalista del difunto multimillonario. 

Por ejemplo, la decisión de la Administración de Alimentos y Medicamentos de diciembre de facilitar el proceso de obtención de una #PíldoraAbortivaQuímica.

La Fundación Packard desempeñó un papel fundamental en la lucha por la desregulación, canalizando millones a grupos de defensa liberales que encabezaron la presión legal y política para eliminar las barreras de la FDA a la #PíldoraAbortiva. Mientras tanto, la fundación invirtió millones de dólares en GenBioPro, la única empresa que fabrica una forma genérica del #medicamento #abortivo.


En 2017, la Fundación Packard dio 1.000.000 de dólares al Proyecto de Libertad #Reproductiva, una división de la Unión Americana de Libertades Civiles que trabaja para "garantizar que todos en nuestra sociedad tengan acceso al" #aborto. Ese año, los abogados del Proyecto de Libertad Reproductiva demandaron a la FDA para impugnar sus restricciones a las #píldorasabortivas, que obligaban a las pacientes a recibirlas en persona en clínicas especializadas.

Meses después, en 2018, la fundación invirtió 500.000 dólares en GenBioPro. La empresa privada, con sede en Nevada, fabrica la forma genérica de la #mifepristona, un medicamento oral utilizado para provocar un #aborto. Invirtió otros 1,5 millones de dólares en GenBioPro en 2019, el mismo año en que la píldora abortiva genérica de la compañía recibió la aprobación de la FDA y llegó al mercado.

Al mismo tiempo, la fundación gastó millones de dólares en campañas políticas que promovían un mayor acceso a las píldoras abortivas. De 2017 a 2021, otorgó a la red liberal de dinero oscuro New Venture Fund más de 3,7 millones de dólares en subvenciones de "salud reproductiva". La Fundación Packard destinó específicamente 1 millón de dólares de la contribución a All Above All, un proyecto de New Venture Fund que ha defendido la desregulación de las píldoras abortivas. New Venture Fund también gestiona Abortion on Our Own Terms, otro grupo derivado que se dedica a ampliar el acceso a la píldora abortiva y prevé un futuro en el que las píldoras abortivas estén disponibles sin receta en todo el país.


La amplia red de defensa de la píldora abortiva de la Fundación Packard empezó a dar sus frutos más recientemente, gracias en parte a la pandemia de coronavirus y a la elección del presidente Joe Biden.

Tras recibir 700.000 dólares adicionales de la fundación, la ACLU volvió a demandar en mayo de 2020 a la FDA por las restricciones de la agencia a las píldoras abortivas. A diferencia de su demanda de 2017 -que desafió las regulaciones de forma permanente- el desafío legal de la ACLU en 2020 buscaba permitir que las pacientes recibieran píldoras abortivas por correo de forma urgente durante la pandemia.

Al parecer, New Venture Fund reforzó ese esfuerzo lanzando una campaña de "salud materna" en el Congreso, que se desarrolló de enero a junio de 2021. En febrero, 11 demócratas de la Cámara de Representantes enviaron una carta en la que pedían a la FDA que levantara su "requisito de dispensación en persona médicamente innecesario para la mifepristona" debido a la pandemia. Después de que la agencia se comprometiera en abril, más de 70 demócratas de la Cámara siguieron con una resolución en agosto exigiendo a la FDA que permitiera el aborto por correo de forma permanente. En diciembre, esos legisladores consiguieron su deseo: la FDA anunció que levantaría permanentemente sus restricciones a las píldoras abortivas, permitiendo que se prescriban virtualmente y se entreguen por correo.

GenBioPro, que no devolvió una solicitud de comentarios sobre su relación con la Fundación Packard, se beneficiará sin duda de la decisión. En la explicación en línea de la FDA sobre su nueva normativa en materia de #píldoras abortivas, la agencia señaló que la píldora genérica de GenBioPro "puede sustituir con seguridad" a la versión de marca del #medicamento, #Mifeprex. La Fundación Packard también contribuyó a la comercialización de Mifeprex, proporcionando a su fabricante, Danco Laboratories, un préstamo de 14 millones de dólares en 1996.


Cuando se le preguntó sobre su inversión en GenBioPro y si obtendría beneficios si la empresa aumentara de valor, la Fundación Packard remitió al Washington Free Beacon a una declaración en línea en la que se detalla su programa de inversión. Esa declaración reconoce que la fundación "asume riesgos en busca de impacto, al tiempo que busca el retorno global del capital", de modo que "puede reciclar el capital para maximizar el impacto a largo plazo".

La fundación declinó hacer comentarios sobre su inversión en GenBioPro específicamente. Ni New Venture Fund ni la ACLU respondieron a las solicitudes de comentarios.

Los beneficiarios de la Fundación Packard celebraron la decisión de la FDA de desregular la píldora abortiva. La asesora legislativa principal de la ACLU, Georgeanne Usova, calificó la medida como "un gran paso adelante que permitirá a muchas más pacientes obtener esta medicación segura y urgente tan pronto como estén preparadas". Los defensores de la píldora abortiva se apresuraron a señalar, sin embargo, que su lucha está lejos de terminar.

"Aunque la acción de hoy supondrá un gran avance para las personas que buscan atención médica, aún quedan otras barreras que deben eliminarse de una vez por todas", dijo en un comunicado la copresidenta de All Above All, Destiny López. "La FDA debe levantar permanentemente todas las restricciones sobre el aborto con medicamentos y los estados con prohibiciones políticamente motivadas sobre el aborto con medicamentos, particularmente a través de la telesalud, deben revertir estas políticas para que las personas puedan obtener atención de una manera que tenga sentido para ellos."


*Fuente: The Washington Free Beacon. Por Collin Anderson.


_____________

 CULTURIZ.AR  MEDIOS 

« ANTERIOR
SIGUIENTE »

Sugerimos la siguiente lectura:

El desafío de retomar la rutina escolar ⎪ Por Yanina Cossime