NOTICIAS
aborto

728x90

header-ad

468x60

header-ad

🇺🇸 EE. UU. es uno de los principales destinos para el tráfico sexual de niños, y está sucediendo en su comunidad ⎪ CULTURIZAR MEDIOS

Kara tenía 11 años cuando su familia vendió su cuerpo por primera vez a cambio de drogas. Sydney tenía 14 cuando conoció por Internet a un hombre mayor que le prometió seguridad económica y una vida mejor.  Y tras otra temporada en el sistema de acogida, Marcus decidió que cualquier cosa, incluso quedarse sin hogar, sería mejor que la familia de acogida con la que vivía. 

Cada una de estas historias, de niñas y niños reales de Estados Unidos, refleja los puntos de entrada más comunes de los niños que son arrastrados a la trata de menores. Los datos son aterradores: 
  • • Por término medio, un niño entra en el comercio sexual estadounidense entre los 12 y los 14 años. Muchas son niñas fugitivas que sufrieron abusos sexuales en su infancia.
  • • La mayoría de las veces, las víctimas son traficadas por alguien que conocen, como un amigo, un familiar o una pareja romántica.
  • • Los depredadores pueden alquilar a una niña para un solo acto sexual por una media de 90 dólares. A menudo, ese niño es obligado a mantener relaciones sexuales 20 veces al día, seis días a la semana.
  • • La trata suele producirse en hoteles, moteles, sitios web y paradas de camiones en Estados Unidos.
  • • Alrededor de 50.000 personas, principalmente de México y Filipinas, son víctimas de trata en Estados Unidos cada año.
  • • Según el Informe Federal de Trata de Personas, "En 2018, más de la mitad (51,6%) de los casos de trata de personas con fines delictivos activos en los EE. UU. fueron casos de trata sexual que involucraron solo a niños."
  • • Los traficantes utilizan plataformas de medios sociales para reclutar y anunciar víctimas de trata de personas, según los defensores de la lucha contra la trata

Películas como “Sound of Freedom” y "Taken" ponen de relieve los peligros del tráfico y la explotación internacionales. Sin embargo, Estados Unidos es uno de los principales destinos de las víctimas y un importante centro de tránsito. Los estudios estiman que el 83% de las víctimas de la trata de menores en Estados Unidos son estadounidenses. 


Como todos los delitos, la trata tiene un contexto. En Estados Unidos, la trata de menores se ve agravada por cuatro factores principales: la porosa frontera sur, el uso depredador de las redes sociales, la pornografía y las familias desestructuradas. 


La frontera sur. 

La crisis de la frontera sur está directamente relacionada con el aumento del tráfico de menores en Estados Unidos. En abril, un denunciante dijo al Comité Judicial de la Cámara de Representantes del Congreso que "el gobierno federal de Estados Unidos se ha convertido en el 'intermediario' de una operación multimillonaria de trata de personas dirigida a menores no acompañados en la frontera sur". 

En mayo, el Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos encontró una media de 435 menores no acompañados al día. Un estudio sugiere que los cárteles de la droga y los traficantes explotarán al 60% de estos niños en la prostitución, los trabajos forzados y la pornografía infantil. Para empeorar las cosas, sólo en junio, el gobierno de Biden entregó 344 niños a adultos no emparentados en Estados Unidos, la mayoría de los cuales ya tenían varios niños a su cargo. Estos niños son el principal objetivo de los traficantes, ya sea para fines sexuales o laborales. 

En particular, la mitad de los delincuentes "más buscados" por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas por tráfico de menores proceden de México. 

Redes sociales. 

Las plataformas de redes sociales como Instagram y TikTok proporcionan acceso al mercado a los traficantes y pederastas en Estados Unidos. Estos hombres primero conocen y preparan a menores para encuentros sexuales a través de las redes sociales, a menudo haciéndose pasar por novios. Una vez que han atraído a sus víctimas, utilizan las redes sociales para anunciar y vender a los menores con fines sexuales. 

Una organización, United Against Human Trafficking, calcula que "el 55% de las víctimas del tráfico sexual en EE.UU. de edades comprendidas entre los 7 y los 11 años son captadas a través de aplicaciones y sitios web de las redes sociales. ... [Debido a esto,] menos del 10% de los casos ocurren por secuestro". 

Los traficantes y pedófilos también utilizan plataformas de redes sociales como TikTok para distribuir pornografía infantil

Otras publicaciones:


Pornografía. 

Los traficantes de niños también suelen utilizar a menores para producir pornografía. Esto crea un doble perjuicio: No sólo se abusa sexualmente de los niños, sino que los vídeos de sus abusos se suben a los principales sitios web de pornografía, como Pornhub, y sus abusos se reproducen una y otra vez. 

Este es un ámbito en el que la indignación pública y la acción han logrado avances. Tras una serie de artículos que sacaban a la luz que Pornhub albergaba pornografía infantil, el sitio web eliminó de la noche a la mañana el 80% de su contenido, unos 10 millones de vídeos. Y Discover, Mastercard y Visa cortaron inmediatamente sus relaciones con el sitio. 

Familias rotas. 

Los niños más vulnerables de Estados Unidos son los que se crían en hogares monoparentales, especialmente si hay un varón sin parentesco. En estas situaciones, los niños tienen 11 veces más probabilidades de sufrir abusos sexuales y físicos. Sin la protección de una madre y un padre en el hogar, es más probable que los niños huyan, desaparezcan o pasen un tiempo en el sistema de acogida. En 2016, el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados descubrió que el 86% de las víctimas de tráfico sexual estaban bajo el cuidado de los servicios sociales cuando desaparecieron. 

Está en todas partes. 

El tráfico de niños es fácil de encontrar si se sabe dónde buscar. Por ejemplo, una salida de una autopista interestatal con una parada de camiones, un salón de masajes asiático y una supertienda para adultos. Cada uno de estos lugares por separado tiene estadísticamente más probabilidades de ser un lugar de tráfico, incluida la propia carretera interestatal. Si se agrupan, las posibilidades estadísticas aumentan drásticamente. 

Tampoco es difícil averiguar qué tipo de políticas públicas podrían reducir la trata. Los responsables políticos deberían centrarse en el uso de las redes sociales, la industria del porno y las familias desestructuradas: todos ellos asuntos complejos que exigen soluciones meditadas. 

Pero una cosa que se puede hacer de inmediato es menos compleja y más directa: el gobierno de Biden debe cumplir las leyes vigentes y sellar nuestra porosa frontera sur. Hay que hacer mucho más, pero este es un primer paso fundamental que podría salvar a miles de niños cada año de estos horrores. 


*Fuente: The Daily Signal. Por Emma Waters. Julio 2023. 
_____________

 CULTURIZ.AR   MEDIOS 

« ANTERIOR
SIGUIENTE »

Sugerimos la siguiente lectura:

¿Es prudente hablar de todo con los chicos? ⎪ Por Yanina Cossime